La terra trema… Una spiegazione alternativa al terremoto scientifico

pianeta-terraCasi 20 años después del terremoto que devastó Umbría y Las Marcas, el terremoto, en el corazón de la noche del miércoles, ha estado de vuelta en aquellas tierras,  matando a 247 personas, debido al derrumbamiento de edificios enteros. Ante ello,surge la pregunta, ¿por qué todo esto? ¿los terremotos son simplemente una fatalidad? Además de las explicaciones geofísicas, muchos se preguntan el por qué de esta violencia en el movimiento de las placas tectónicas.

Para  comprenderlo, se puede tratar de razonar como si la tierra fuera como un cuerpo humano, un cuerpo humano gigantesco. Al igual que nuestro cuerpo, la tierra respira todo lo que sucede en su “piel”, no sólo la contaminación del medio ambiente, sino también, nuestros pensamientos y emociones. Estos tienen una energía poderosa, mucho más de lo que podemos imaginar.

Al igual que hacemos a menudo en muchas situaciones de nuestra vida, también la tierra es capaz de acumular durante mucho tiempo esta energía dentro de sí misma. Si esta energía recibida no es adecuada, entonces  nuestro planeta toma un momento para eliminar, descargar lo que ha ido acumulando. Y entonces la tierra “estornuda” para deshacerse de todo lo que se concentró en ella. Es por eso que a menudo se siente una ola de miedo y tristeza en el aire cuando se produce un terremoto, que no sólo está relacionado con el sufrimiento de los afectados por el terremoto.
La liberación de estas emociones, se produce claramente en los lugares donde la corteza terrestre puede desatar esta energía, pero esto no significa que la acumulación de pensamientos y emociones sean justo allí, donde ha habido un terremoto o pueblos de los alrededores.

En la antiguedad, había una red de energía para ayudar a la tierra para descargar estas acumulaciones que se simularon con la construcción megalíticos (dólmenes y menhires). Estas grandes piedras plantadas en el suelo llevan a cabo una gran función, como una especie de acupuntura para la tierra misma.
Hoy en día, este terremoto nos recuerda una vez más, que nuestro planeta nunca debe de ser ignorado , sino más bien amado profundamente, así como la compasión por todos los seres humanos debe ser la base de nuestra tarea de la vida diária.

Somos responsables de nuestros pensamientos y nuestras acciones. La oración es la herramienta ideal para aflojar y ayudar a la Madre Tierra y a todos los seres vivos, así como la ayuda humanitaria y la solidaridad desde el corazón. Hoy y mañana, nuestros pensamientos, nuestras oraciones y nuestra proximidad están  junto a todas las familias y personas afectadas por el terremoto, así como a la madre tierra, para que pueda reconfortarles y devolverles  la paz necesária para vivir.

Bernard y Angie

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *