El Angel de La Pascua

Annibale Carracci Las Santas Mujeres ante la Tumba de Cristo

Al amanecer del domingo de Pascua, las tres Marías, acudieron al sepulcro con aceites de hierbas aromáticas, para embalsamar a Jesús*. En lugar del cuerpo inerte, se encontraron con un ángel “, su aspecto era como el relámpago, y su vestido blanco como la nieve”**
Es en el momento de más dolor, por la pérdida de Aquel que tanto amaban, cuando tienen este encuentro celestial, que llena de alegría y asombro. El dolor desapareció, frente a la radiante luz, del ángel que anunció su resurrección y el sentido más profundo de lo que sucedió. Aquel que creían muerto, ha resucitado.

Cuando el dolor a menudo nos invade, nos encerramos en nosotros mismos y perdemos de vista el objetivo que hay detrás de los hechos que suceden. Abrir nuestras mentes y nuestros corazones, nos permite ver más allá de las apariencias que nos sorprenden. La importancia de los obstáculos en nuestro camino depende de la cualidad de nuestra mirada.
El mensaje de esta Pascua, es encontrar en nosotros mismos, las cualidades del amor y la devoción de estas tres mujeres. Recordar que todo es posible, si todavía somos capaces de maravillarnos.

Mantener unos minutos de silencio cada día, es suficiente para comprender, que nuestro sufrimiento proviene del sentimiento de separación de la Divinidad. No confiemos sólo en nuestra propia fuerza, sino en la de Aquel que puede cambiar todo, el único que puede hacernos ver más allá del velo de sufrimiento.
Feliz Pascua
Bernard e Angie
* La madre de Jesús, María de Cleofás y María Magdalena .Juan 19-25,
** Mateo 28-3

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *