La Pascua interior

Pascua interiorEl sufrimiento de Cristo en la cruz solo tuvo sentido porque permitió el milagro de la Pascua. El Domingo de Pascua, la maravilla y la alegría de la resurrección se apoderaron de la dureza y la incredulidad de lo que había sucedido. Este ejemplo debería hacernos comprender que el sufrimiento solo tiene sentido si nos permite crecer, renacer a nosotros mismos.

Así que tratemos de entrecerrar los ojos para dejar que la imagen del sufrimiento de Cristo en la cruz dé paso a la de un hombre envuelto en luz. Es este sol que Cristo nos llama a ser e irradiar dentro y fuera de nosotros.

Feliz Pascua a todos,

Bernard y Angela Rouch

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *